Fotos, vídeos, chistes y curiosidades varias... así como preguntas tipo test para preparar tus Oposiciones de Profesiones Sanitarias

sábado, 30 de junio de 2012

De Jefes y Empleados...


DE EMPLEADO A EMPLEADO:
- ¿Supiste que falleció el jefe?
- Sí, pero quisiera saber quién fue el que falleció con él.
- ¿Por qué lo dices?
- ¿No leíste la esquela que puso la empresa? Decía: "...y con él se fue un gran trabajador..."

* * * * * * * * * * * * 

JEFE: - Éste es el cuarto día que llega usted tarde esta semana. ¿Qué me puede decir sobre eso?
EMPLEADO: - Que hoy es jueves.

* * * * * * * * * * * *

DE EMPRESARIO A EMPRESARIO:
- ¿Cómo consigues que tus empleados lleguen puntuales al trabajo?
- Sencillo: tendo 30 empleados, pero sólo 20 aparcamientos.

* * * * * * * * * * * *

EMPLEADO:
- Mientras mi jefe actúe como si me estuviera pagando un buen sueldo... yo actuaré como si estuviera haciendo un buen trabajo.

* * * * * * * * * * * *

JEFE: - ¿Quién te ha dicho que puedes pasarte dando vueltas sin trabajar todo el día, sólo porque tuvimos un rollo?
SECRETARIA: - Mi abogado.

* * * * * * * * * * * *

JEFE DE PERSONAL: - Aquí buscamos un empleado que no se amilane ante ningún trabajo, y no se enferme nunca.
ASPIRANTE: - Muy bien, yo le ayudo a buscarlo.

* * * * * * * * * * * *

JEFE: - Antonio, yo sé que el sueldo no le alcanza para casarse... pero algún día me lo agradecerá.

* * * * * * * * * * * *

EMPLEADO: - Jefe, ¿puedo salir hoy dos horas antes?. Mi mujer quiere que la acompañe a hacer unas compras.
JEFE: - De ninguna manera.
EMPLEADO: - Gracias jefe, ya sabía yo que usted no me iba a defraudar.

lunes, 25 de junio de 2012

Al Lorito con los Botellines de Agua...

Mucho cuidado cuando al dirigirte al control de seguridad de alguna Estación de Autobuses, Metro, Aeropuerto o cualquier puesto de revisión o aduana, alguien te pida que le sostengas UNA BOTELLA DE AGUA, o cualquier otro objeto...


domingo, 24 de junio de 2012

El Rap de la Espe...



Oye muchacho, si no quieres estudiar,
Esperanza Aguirre te va ayudar.
¿Pa qué quieres estudiar el románico,
si tú lo que quieres es ser mecánico?
Oye, muchacha, si no quieres estudiar,
Esperanza Aguirre te va ayudar.
¿Pa qué quieres estudiar la biosfera,
si tú lo que quieres es ser peluquera?
Si has nacido en un barrio obrero
a Espe no le hagas gastar dinero.
Si no eres de clase alta
a ti estudiar no te hace falta.
Oye, muchaco, si no quieres estudiar,
Esperanza Aguirre te va ayudar.
¿Pa qué quieres saber la vida de la abeja,
si vas a ser chacha en La Moraleja?
¿Para qué quieres un poco de cultura
si vas a conducir el camión de la basura?
Cuanto antes los pobres dejen de estudiar,
menos pasta Espe se tiene que gastar.
Si eres inmigrante y vienes en patera,
solo te queda currar en la era.
Ponerte a estudiar es tiempo perdido;
vas a currar a los plásticos del Egido.
Oye, muchacho, si eres gitano
¿a tí que te importa el Imperio Romano?
¿Pa qué te interesa lo que pasó en Creta,
pa ir con tu padre en la fregoneta?
Si has nacido en un barrio obrero,
a Espe no le hagas gastar dinero.
Si no eres de la clase alta,
a ti estudiar no te hace falta.
Oye, muchacho, si no quieres estudiar,
Esperanza Aguirre te va ayudar.
¿Para qué quieres estudiar a los Borbones,
si vas por las calles cogiendo cartones?
Oye, muchacha, si no quieres estudiar,
Esperanza Aguirre te va ayudar.
¿Pa qué te sirve estudiar a Murillo,
pa vender bragas en el mercadillo?
¿Para qué quieres conocer a Larra,
si vas a ir recogiendo chatarra?
Cuanto antes los pobres dejen de estudiar,
menos pasta Espe se tiene que gastar.
Si has nacido en un barrio obrero,
a Espe no le hagas gastar dinero.
Si no eres de clase alta,
a ti estudiar no te hace falta.

domingo, 10 de junio de 2012

Sucedido: "A las Puertas del Cielo"

Tres hombres llegan simultáneamente a las puertas del cielo.
San Pedro sale y les dice:
-"Tenemos malas noticias para dos de ustedes; se nos cayó el sistema en el área de admisiones y sólo puedo dejar entrar a uno de los tres esta semana. Los otros dos tendrán que esperar en el infierno unos días mientras reparamos el fallo, lamentablemente no puedo hacer otra cosa".
San Pedro continuó explicando:
-"La persona que cuente la mejor historia de cómo murió, será la que pueda entrar en el cielo hoy".
Los tres hombres asintieron.
San Pedro los hace pasar de uno en uno a su oficina para que los otros no escuchen y puedan mejorar su historia.
El primer hombre pasó y empezó a relatar:
-"Presentía que mi mujer me estaba engañando, así que esa tarde llegué temprano... Subí los 25 pisos del edificio por la escalera para no hacer ruido con el ascensor... abrí la puerta de mi apartamento y allí estaba ella, la muy puta, tendida en el suelo y ¡desnuda! Sabía que la había pillado. Corrí por todo el apartamento en busca del amante; arriba, abajo, debajo de la cama, en todos los armarios... ¡NADA! Estaba a punto de pedirle disculpas por ser tan mal pensado, y mientras ella me decía que siempre hacia gimnasia desnuda, oí unos ruidos en la ventana...... ¡¡¡SCRATCH, SCRATCH, SCRATCH...!!! Abrí la ventana y allí estaba el hijo de puta, colgando de la cornisa. Agarré mi bate de béisbol y le di duro en la cabeza. Vi cómo se caía, pero tuvo suerte el infeliz y aterrizó en un montón de bolsas de basura. ¡Se estaba moviendo! Desesperado porque se me escapaba, cargué el mueble bar hasta la ventana. Con gran esfuerzo lo puse en la cornisa, pero al empujarlo se me enganchó la camisa, por lo que caí con el mueble bar y encontré mi muerte. ¡Pero estoy feliz porque me cargué al puto cerdo!"
San Pedro no podía imaginarse historia más increíble, cuando hizo pasar al segundo hombre:
-"Bueno, yo soy un limpiador de ventanas. Estaba haciendo tranquilamente mi trabajo en un piso alto, cuando una de las cuerdas repentinamente se rompió. Me agarré de la plataforma, pero se me fueron resbalando las manos hasta que caí al vacío. Levanté las manos pensando en mi muerte y esperando que Dios me recogiera. Afortunadamente logré agarrarme a una de las cornisas del edificio. ¡¡¡ESTABA SALVADO!!! Estaba dando gracias a Dios e intentando que la gente que estaba dentro del edificio me salvara definitivamente. Empecé a rascar en la ventana para que alguien me ayudara, cuando repentinamente un cabrón la abrió y en lugar de ayudarme ¡¡¡me pegó un tremendo golpe con un bate de béisbol!!! Caí al vacío otra vez, maldiciendo a esa mala persona, cuando mi ángel de la guarda me permitió seguir viviendo, poniendo un montón de bolsas de basura justo bajo mi caída… Cuando conseguí abrir los ojos para agradecer a Dios tanta fortuna, ¡un mueble bar estaba cayendo encima de mí! Y gritaba con terribles alaridos. Comprendí que Dios me quería a su lado. Sin duda era mi destino y así encontré la muerte".
San Pedro estaba estupefacto.
Hizo pasar al último hombre y le dice:
-"Hijo, más vale que tengas una muy buena historia, porque las dos anteriores... ¡¡realmente son increíbles!!"
Así, el hombre lo miró y comenzó...
-"Bien, seré breve, imagínate esto: estoy en pelotas, escondido en un mueble bar…. y de repente aparezco aquí."